Me da un gusto enorme presentar la siguiente reseña, la cuál fue escrita por mi padre, un hombre que a pesar de sus 66 años, se logro abrir paso en el mundo de la computación, sin importar que sus hijos, en ocasiones, se desesperen al tratar de explicarle como hacer algo.  Hoy en día ya puede buscar la información que necesita, enviar correos, utilizar procesadores de textos, hojas electrónicas, entre otras.  Hace poco empezó a leer mi blog y bajo el seudónimo de Lobo Gris (algún día les explicare) hizo algunos comentarios en las entradas y me dijo que tratará de seguirlo haciendo, pues, aunque el fue un lector de cómics en su niñez, las historias son muy diferentes hoy en día.  Y cumpliendo con su palabra me envió la siguiente reseña para que fuera publicada… ahora si pudiera convencerlo de usar Linux…



El Estudiante, es la película que marca el debut como director cinematográfico de Roberto Girault Facha, quien hizo sus estudios de cine en Canadá.

Girault tomó un argumento del sonorense Gastón Pavlovich, un economista y político de profesión y que por inspiración escribió la historia en la cual se basa el guión de ésta polémica película mexicana.

Juan Antúnez, conocido como “Chano”, es el personaje que marca el regreso de Jorge Lavat a la pantalla grande, después de una prolongada ausencia de más de 20 años.

El Estudiante, es la historia de “Chano”, un hombre de 70 años que decide ingresar a la Universidad para estudiar Literatura, iniciando su aventura en un mundo desconocido para él, debido a la barrera generacional, que él rompe con sus actitudes propias del caballero de la triste figura.

La película nos ofrece un cine diferente, abordando una temática de actualidad con los problemas propios de la juventud, pero sin la necesidad de escenas eróticas y lenguaje soez.  El Estudiante rescata los valores de una sociedad secuestrada por la globalización; por eso no requiere del desnudo y la violencia.

La trama es diferente, hermosa; la cual te hará llorar y reír; pero sobretodo, reflexionar.  Manda un mensaje a jóvenes y viejos: el amor, la verdad y la lucha constante te levantará, sin importar que tan catastrófica halla sido la caída.

El elenco artístico cumple y cumple bien, tanto los experimentados como los que inician en el difícil y vilipendiado séptimo arte.

A lo anterior hay que sumarle la magnífica fotografía, mostrándonos la exquisita belleza de la capital del estado de Guanajuato, junto con su antigua y reconocida Universidad.

Parafraseando a Israel Luthor, en mi arbitraria escala (del 1 al 10) le otorgo 9, dispuesto a recibir críticas.  Volveremos.

Puedes ver el avance de cine en este enlace o visitar el sitio oficial de la película.

¿Ya viste la película El Estudiante? ¿Que te pareció?


Si te gustó esta entrada, la puedes compartir en tus redes sociales.