Ayer se acabaron mis vacaciones “decembrinas”, todos los años me tomo una o dos semanas de descanso y con todo el dolor de mi corazón trato de conectarme lo menos posible a Internet, así que este blog sufre las consecuencias y deja de recibir actualizaciones.

Pero en los siguientes días me pongo al corriente.

Les deseo a todos una Feliz Navidad y que el año 2011 que viene les traiga muchas más cosas buenas de las que trajo el 2010.

Seguimos.

Esta entrada fue escrita para el sitio , a menos que se indique lo contrario, y puede ser publicada en cualquier otro sitio siempre y cuando no sea eliminada esta leyenda ni sus enlaces.