aeComics

Maneras De Molestar A Un Lector De Cómics

En el sitio de MTV compilaron una lista de cómo molestar a un lector de cómics, tome los que más me gustaron y agregue algunos míos.

“Una vez leí cómics, no me gustaron.”
¿Bromeas? Es como decir: “Una vez probé la comida, no fue la gran cosa.”  El lector de cómics muchas veces tratará de convencer a sus amigos y/o familiares le leer cómics, pero para él hacerlo es como caminar en un campo minado, nunca sabe quien le dirá una frase como esta.

¿Cómics? ¿Cómo los de Mafalda?
Una cosa son las tiras cómicas de los periódicos y otra cosa son los cómics.  Cierto, ambos se son dibujos con globos de texto, pero los cómics son historias de más de tres páneles.  Diferentes enfoques, diferentes reglas.

Llamar a los superhéroes con el nombre incorrecto.
Es aceptable para los niños de dos años, mi hija ve a Superman y grita ¡Batman!, de hecho ve a Flash y también grita ¡Batman!  Pero que un adulto no distinga a los 3 grandes de DC y los grandes de Marvel es inaceptable.

Confundir las compañías de cómics.
Por alguna razón es peor confundir al personaje de compañía que no conocerlo. ¿No sabes quien es Superman? Pasa.  ¿Preguntar si saldrá en la película de los vengadores? Imperdonable.

¿Qué no son solo para niños?
Existen cómics para niños, muy cierto, pero para un gran porcentaje el objetivo es un público maduro, sobre todo en el mundo independiente.

Las mujeres no leen cómics.
Peor que pensar que son solo para niños es pensar que son solo para hombres, conozco varias mujeres que han leído cómics y los han disfrutado (mi esposa es una prueba de ello), los cómics no son solo para el género masculino, Scott Pilgrim puede ser disfrutado tanto por un chico como por una chica.

Doblar las páginas de los cómics mientras lo vas leyendo.
Si un lector de cómics te presta uno para que lo leas, hay que sentirse honrado, pues él depositó su confianza en ti, pero si te ve doblando sus páginas para solo utilizar una mano para leerlo, ¡cuidado! Los dioses del cómic podrían descargar su furia contra ti.  Tienes dos manos, ¡úsalas!

¿Conoces otra razón para molestar a un lector de cómics?