Frases De Los Comics #6

They chose the man who would kill over the man who wouldn’t … and now they’re dead.

Magog en Kingdom Come #2

Magog se ha hecho de importancia en el Universo DC, ha protagonizado varias historias y han hecho un desastre con el, cada autor lo quiere hacer parte de la continuidad, pero al mismo tiempo no quiere dejar nada por sentado. Yo prefiero el Magog que dijo esta frase, aquel que se dio cuenta que lo que había hecho estaba mal y buscaba el perdón, el cual, estoy seguro que, encontró al final, cuando lo vimos en la isla de Themyscira en el último tomo de Kingdom Come.

Esta entrada fue escrita para el sitio , a menos que se indique lo contrario, y puede ser publicada en cualquier otro sitio siempre y cuando no sea eliminada esta leyenda ni sus enlaces.

6 Commentarios

  1. La neta es un excelente personaje en Kingdom Come y sólo he leído una historia con él fuera de esa serie y no me gustó… mejor que lo dejen en paz…

    Saludos!

  2. sale tambien en una serie que se llama tha king, que es algo asi como la historia de magog, es una saga de 3 nums. pero solo lei 2 x q cmoo q no le hace justicia al antiheroe q es MAGOG.

  3. sorry era THE KING no tha

  4. Vaya idea, la de rescatar esta frase del KC. Felicitaciones por el espacio, he quedado encantado. Saludos desde piensoencomics.com — Lima, Perú.

  5. @Pipiripau: ¿Cuál fue? ¿La de Superman y Doomsday?

    @memofe: ¿No te referiras a la miniserie The Kingdom? O… ¿Hay otra que se llama The King?

    @César: Gracias! Ya vi tu blog, esta interesante, lo agregue a mi newsreader.

    Saludos,

  6. huy la saga de gog con superman y doomsday esta de pocas pulgas.
    (corriendo a revisar el disco duro para leerla de nuevo).

Deja un comentario

Los comentarios son moderados en base a nuestras políticas de moderación.

Algunos comentarios podrían ser retrasados por el filtro de "spam", trataremos de liberarlos lo más pronto posible.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada o compartida.

*

© 2017 aeComics

Tema realizado por Anders NorenArriba ↑