Esta entrada fue escrita hace varios años, para otro proyecto que inicie.



En días pasados tuve que visitar las instalaciones de IMSS, fui y deje papeles en tres diferentes oficinas, en cada una al llegar salude con una sonrisa y un emotivo ¡¡Buenos Días!! Al irme me di cuenta que en ninguna de las tres oficinas, la persona a la que salude, ni me volteo a ver y mucho menos contestarme mi saludo, entregue mis papeles hice unas preguntas y salí, se me hizo muy impresionante… si, esa es la palabra correcta, IMPRESIONANTE.

Porque nos hacemos tan indiferentes y descorteses, porque no contestamos un saludo, ¿cuanto nos cuesta una sonrisa?

Elie Wiesel