Un café en New York fue el escenario para esta broma, una chica se enoja y hace uso de su supuesta telequinesia, asustando así a un cliente que desconoce que todo es montado. Usando paredes falsas, cables y controles remotos logran hacer que todo se vea muy realista.

El video es usado para darle promoción a lo que me imagino es un refrito más de la película Carrie, la cual es basada en el libro de Stephen King que lleva el mismo nombre. Reconozco que nunca he tenido interés en ver esa película, no son mi estilo, pero el montaje que prepararon si me gusto, la próxima vez que entre a un café buscaré cables por si intentan hacerme lo mismo.

Esta entrada fue escrita para el sitio , a menos que se indique lo contrario, y puede ser publicada en cualquier otro sitio siempre y cuando no sea eliminada esta leyenda ni sus enlaces.